MENU

Avispa asiática

El Coronavirus disparará a la Avispa Asiática

La alerta nacional por el Coronavirus afectará seriamente al control y desarrollo de la avispa asiática. ¿Por qué? ¿Cuáles son las previsiones? ¿Cuándo veremos la explosión de la asiática?

Situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales.

El Coronavirus ha cambiado nuestras vidas y lo hará en el futuro.

Las consecuencias no se limitarán al aspecto sanitario y económico.

Malas noticias para la población. Pésimas noticias para los apicultores que previsiblemente verán un aumento exponencial de su principal enemiga: la avispa asiática.

¿Por qué afectará el Coronavirus al control de avispa asiática?

A la fecha de este artículo (marzo de 2020), no hay otra prioridad para los gobiernos que el control del Coronavirus.

Es lógico y normal, pero… las plagas no entienden de crisis sanitarias.

Todos los recursos materiales y humanos se están dedicando al control de la crisis sanitaria.

Los servicios públicos están y estarán paralizados. Al menos durante un mes.

Además, las prioridades y los recursos cambiarán en el corto y medio plazo.

Marzo y abril, meses críticos para el control de la asiática

La crisis del Coronavirus ha llegado en el peor momento para la contención de la avispa asiática.

Finales de febrero, marzo y abril son meses críticos para el control de esta plaga. A finales del invierno y comienzos de la primavera empieza el trampeo para capturar avispas reinas, el único medio conocido para frenar la propagación de la avispa asiática.

Es evidente que este tema ha pasado a un segundo plano. Las Administraciones públicas están paralizadas. ¿A quién le importa la avista asiática con la amenaza del Coronavirus?

El trampeo primaveral se reducirá (o desaparecerá) en la mayoría del territorio, especialmente durante la cuarentena (que podría prolongarse hasta mediados de marzo).

Amenaza de avispa asiática

¿Por qué habrá un gran crecimiento de la avispa asiática en 2020?

La avispa asiática está colonizando toda España, incluso con las fuertes medidas para su control.

Como puedes imaginar, retirando o reduciendo las medidas para su avance, las consecuencias serán devastadoras en la mayoría de Comunidades.

Cada avispa reina que no se capture instalará un enorme nido secundario que generará, de media, 2000 nuevas avispas asiáticas. Pero lo más preocupante: de ese mismo nido saldrán 300 jóvenes reinas fecundadoras que aumentarán exponencialmente la presencia de esta invasora.

Es decir, reducir el trampeo en marzo y abril desencadenaría en un fuerte rebote de la presencia de avispas asiáticas.

¿Cuándo veremos las mayores consecuencias del Coronavirus?

Depende de lo que se reduzca el trampeo y de cómo evolucionen las condiciones meteorológicas.

Los primeros episodios de calor producidos en marzo no han hecho más que acelerar el proceso, las primeras reinas ya han comenzado a realizar sus diminutos nidos primarios.

Si la cuarentena se prolonga, el trampeo pasará a la mínima expresión con graves consecuencias a corto y medio plazo. Notaremos crecimiento importante en 2020 pero, teniendo en cuenta el ciclo biológico de la avispa asiática, la explosión se produciría en las siguientes temporadas.

Por el bien de los apicultores, y de la población en general, esperamos que la cuarentena finalice cuanto antes para recuperar la actividad de los Organismos Públicos.

El tiempo corre. Semanas críticas para el control de la avispa asiática. Atento al seguimiento actualizado.