Trampas para avispas asiáticas

Capturar avispas asiáticas (velutinas). El gran reto al que nos enfrentamos.

¿Cómo hacerlo?

Tienes dos opciones: comprarla o hacerla en casa.

Ambas son eficaces para atrapar velutinas, aunque en el segundo caso tienes que hacerlo bien para capturarlas.

Comprar trampas para velutinas

Comprar trampas para avispas asiáticas tiene sus ventajas. La principal es que puedes capturas avispas, incluso si eres un poco manazas, como yo.

Pero además:

  • Ahorras tiempo.
  • Son baratas.
  • No se rompen.

En el mercado tienes de varios tipos, pero no todas funcionan con velutinas.

Las 3 mejores trampas para avispas asiáticas

  1. Trampa Biosix: su gran ventaja es que es ecológica. No atrapa abejas, solo avispas y velutinas. Además, incluye el atrayente.
  2. Trampa Gardigo: las velutinas entran por la parte baja atraídas por el cebo (que no incluye). Excelente. Ideal para colgar en árboles o porches.
  3. Trampa Windhager Duo: simple y barata. Tendrás que comprar cebo para velutinas, pero estas dos trampas funcionan bien con las velutinas.
Trampa para avispa asiática

Hacer trampas caseras para avispas asiáticas

Las trampas de compra son una gran opción porque su coste es reducido, duran una eternidad y funcionan.

Pero tienen un problema: no son selectivas.

Capturan a la asiática, pero también avispas autóctonas.

Hacer una trampa casera para avispa asiática es sencillo. Con un poco de maña y un buen cebo puedes evitar que las avispas y abejas autóctonas caigan en la trampa.

Materiales y herramientas

  • Una botella grande de plástico (1,5 o 2 litros).
  • Dos botellas pequeñas.
  • Taladro.
  • Broca de 5 mm.
  • Broca de 8 mm.
  • Bridas
Trampa  casera para avispas asiáticas

Paso a paso para hacer una trampa casera

Prepara las botellas pequeñas

Nos interesa el tapón y una parte de plástico para facilitar la entrada de las velutinas.

  1. Corta las dos botellas a unos 10 cm del tapón.
  2. Retira la parte baja de plástico (debe quedar «como un sombrero»).
  3. Haz 2 o 3 agujeros en el tapón con la broca de 8 mm.

Ajusta la botella grande

En la parte superior, justo donde la botella de plástico se aplana, debes realizar dos agujeros opuestos.

Tienen que ser del tamaño justo para que entre el tapón de las botellas pequeñas, nada más.

Por otro lado, en la parte media de la botella tienes que hacer agujeros de 5 mm para permitir escapar a las abejas autóctonas.

  1. Marca los círculos superiores ayudándote del tapón.
  2. Corta el plástico con un cúter o mejor aún, con una corona en el taladro.
  3. En la mitad de la botella haz seis agujeros (tres a cada lado) con la broca de 5 mm.
  4. Debajo de los agujeros pequeños (a 1 cm) haz un pequeño corte horizontal.

Monta la trampa

Casi está lista.

  1. Añade cebo para avispa asiática en la parte baja de la botella.
  2. Introduce los tapones en los laterales.
  3. Mete una brida en cada corte horizontal para que salgan las abejas por los agujeros pequeños.

Sencillo.

Si tienes dudas, echa un vistazo a este vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *